La contradicción de vérnosla con Paraguay y seguir sin levantar cabeza (?)


Por Daniel Aliaga


Crónica de un empate justo pero innecesario



Cumplido el segundo partido del hexagonal final, la Selección sólo rescató un punto de seis posibles, tras su derrota ante Uruguay el pasado domingo y ahora con el empate frente a los cavernícolas paraguayos, por lo que el panorama, de cara a la clasificación a Brasil 2014 (?), no es el mejor.

En el que quizás hayan sido los noventa minutos más flojos de Perú, la Blanquirroja nunca se sintió cómoda en el gramado de juego y pese a conseguir la ventaja inicial, apelando al arma de los albirrojos: la pelotita parada (modo Daniel Peredo off), no pudo mostrar ese juego atildado que había caracterizado el juego nacional durante casi todo el torneo. 


A la paraguaya (?)

Nuevamente Ahmed, quien nos informan por interno tampoco sería peruano (?), no tuvo suerte con la efectividad de sus variantes, las cuales buscaban con una mayor presencia defensiva en el juego aéreo, asegurar la victoria que veníamos consiguiendo por la mínima diferencia, haciendo ingresar a dos defensores (Patrón y Tapia), y a Bulos, quien bien podría ser la reencarnación de Flavio Maestri o Wilfredo Begazo, realmente no lo sé, pero que para efectos del fútbol propuesto por este equipo, realmente no aporta nada.



Ahmed tras los cambios: 'Heaven Knows I'm Miserable Now'

En un partido soso, gris y paraguayo (?), la Selección se vio superada durante los primeros minutos, viendo como su valla se salvaba hasta en tres ocasiones por obra y gracia de DI9S. Sin embargo, y porque DI9S es nacionalizado peruano (?), en una jugada realmente atípica, conseguiríamos ponernos arriba en el marcador, tras un centro de 'Cuñao' Benavente desde casi el mediocampo que sería pivoteado por el 'Oreja' Flores y posteriormente conectado por el central Araujo. Tras ese gol, Perú intentó manejar las acciones, y lo hizo hasta el final del primer tiempo, conducido por Hernán 'El Huacha' Hinostroza, pero como manda la tradición, con muy poca profundidad, y obviamente que sin gol, porque el uno a cero, también es peruano.


Para el segundo tiempo, el equipo guaraní buscó abrir la cancha y con mil ochocientos sesenta y cinco pelotazos, buscó inquietar la retaguardia nacional, que una y otra vez salía bien librada, haciéndonos creer que pese a los cambios, a Burga y a la #LaSuerteDeLaSelesión, conseguiríamos los primeros tres puntos de esta hexagonal, pero porque este amor no es para cobardes (?), faltando diez minutos para el final, nos empataron y como siempre ocurre, empezamos a cuestionar nuestra identidad. Saludos a Juan Max Espinosa Barrios, gran tipo.



La trascendencia del caso Barrios

Finalmente, la situación es complicada de cara al Mundial de Turquía, porque salvo Ecuador, todos los demás equipos han sumado al menos una victoria, y son dos, los que se quedan fuera. Hola, Perú. Así que no nos queda otra que volver a las matemáticas porque así como el toque corto, la huacha, el tombo coimero (?) y el gol de cabeza recibido en los minutos finales, los cálculos numéricos, también son Marca Perú.


A seguir compitiendo, #NoHayOtraPapá 

2 comentarios:

  1. Bulos hace recordar a Piriz Alvez en época de bonanza

    ResponderEliminar
  2. Senos acabó La-Rissa (?)

    ResponderEliminar