El Futbolero Nostálgico XXX: Hoy - George Best


Por Jonás


Simplemente The Best

Hasta que llegó. Con ustedes, queridos miembros de la comunidad PDD, el Futbolero Nostálgico XXX, con el que más de uno soñó (?). Siendo así, los jeropas criteriosos redactores de ésta tu página amiga, estamos convencidos de a quién correspondía el homenaje. No, no se trata de ninguna de la Chicas que iluminan nuestros lunes. El FN XXX es para el mejor: George Best.

"Si yo hubiese nacido feo, nunca hubiérais oído hablar de Pelé."

George Best Withers nació un 22 de mayo de 1942, en Belfast, Irlanda del Norte. Reconocido como el mejor jugador que se haya calzado la camiseta de ese país. 

En el mundillo futbolero han habitado muchísimos personajes dignos de ser parte de la sección XXX, pero ninguno con la clase y estilo de Georgie Best. Su legado va más allá de los netamente futbolístico, inmortalizó frases espléndidas, tuvo a las mejores mujeres y su relación con el alcohol lo volvió un símbolo de los “bad boys” del fútbol. Entre sus frases más célebres, está la famosísima: "En 1969 dejé las mujeres y la bebida, pero fueron los peores veinte minutos de mi vida”.

"Gasté mucho dinero en alcohol, mujeres y coches. El resto lo despilfarré."

Manchester United, primeros pasos 

“Creo que te he encontrado a un genio”, decía el telegrama que llegó al presidente del Manchester United. Un ojeador que estaba de paso por Belfast, tuvo la suerte de encontrar en la calle a un adolescente diferente, pero la agudeza para notarlo y no dejarlo ahí. Sus cualidades para el juego le abrieron las puertas de esta enorme institución, un adolescente con velocidad, cambio de ritmo, buen manejo de ambas piernas, regateador y goleador, definitivamente un tocado. 

Matt Busby, director técnico escocés, fue el encargado de insertar de la mejor manera posible a Best, a pesar de juventud, buscando lo mejor para un ManU que necesitaba reingeniería. Para ello contaba también con la presencia del referente Sir Robert Charlton, o Bobby pa’ sus patas (?) y el fichaje de Denis Law, trio que rindió a la perfección.

"The Red Devils"

“The Red Devils” 

The Belfast Boy pasó 11 años en el club inglés, marcando 179 en 470 apariciones. Con los “Diablos Rojos” consiguió dos ligas, las de 1965 y 1967, para luego proclamarse, en 1968, campeón de la UEFA Champions League. Ese mismo año se hizo con el Balón de Oro, su mayor reconocimiento profesional personal y un premio entregado por la prensa, también. 3 años después volvió a ser nominado, pero sólo obtuvo el Balón de Bronce, ya que el de oro se lo dieron al padrino de nuestra aún promesa (?) el “Cholito” Sotil, un tal Johan Cruyff. 

A los 27 años decidió dejar el club, a pesar de haber sido durante seis temporadas seguidas el goleador del equipo. Su actuación más recordada es en la que metió 6 goles al Northampton, en un solo partido, proeza de la que pocos pueden jactarse. Un ídolo eterno, a pesar de ser un chico malo fuera del 
campo.



Años difíciles, decadencia
 

Luego de su inolvidable paso por la liga inglesa, en 1974 pasó a la sudafricana, al Jewish Guild. Sólo jugó cinco partidos. Rápidamente, llegó al Cork Celtic, de Irlanda, y jugo tan solo tres partidos. Depués, basados en sus habilidades y no en sus disciplina o estado físico, el Fulham de Londres decidió ficharlo. Eran años difíciles para el quinto Beatle, como lo nombraron los ingleses, en lo futbolístico al menos.

“Let him be”

Posteriormente, se fue a los Estados Unidos, un fútbol menor, sobre todo en ese entonces. Estuvo en tres equipos: Los Angeles Aztecs, Fort Lauderdale Strikers y San Jose Earthquakes. Si bien con los Aztecs ganó el premio al mejor centrocampista de la Liga, su paso por Norteamérica fue sin gloria alguna. En el medio, tuvo un contrato de pago por juego, con los Hibernians de Escocia, club con problemas económicos y de descenso. Best no pudo salvar la baja, pero el club recaudó mucho dinero en asistencia desde su llegada. Su salida se dio en malos términos, debido a más indisciplinas. 

Como dato curioso, está el hecho de que participó, como invitado, en tres partidos de la liga de Hong Kong, jugando por dos equipos diferentes. 

Se retiró en el Bournemouth de la tercera división. 

Selección Nacional 

Debutó a los 17 años con la selección mayor de su país, donde es el máximo referente histórico. Jugó en 37 ocaciones y marco 9 goles. Su gol más recordado lo hizo ante Inglaterra, ante un confiado Gordon Banks, que dejó el balón picar, dando la posibilidad al norirlandés de sombrear y luego definir de cabeza; el juez, sin ver la jugada, consideró ilícita la acción. 


Best no tuvo la oportunidad de disputar ningún Mundial ni Eurocopa. Su selección no atravesaba un buen momento, históricamente ha tenido pocas luces. 

Su vida sin fútbol 

George Best no vivió una coyuntura fácil en su ciudad natal, basta con ver la excelente película In The Fathers Name (En El Nombre del Padre), que retrata la complicada realidad de Belfast por esos años. Se encontró de pronto con la fama, dinero y mujeres que lo llevaron a tomar malas decisiones, pero nunca perdió la elegancia e ingenio que caracterizaron su carisma siempre. 

Fiel a su estilo, con frases ocurrentes, trató su alcoholismo como algo natural: “He dejado de beber, pero sólo cuando duermo.” Ingresó al hospital en pésima condición debido a una infección al riñón, causada por efectos secundarios de lo que consumía para evitar un trasplante de hígado. El 25 de novimbre del 2005, en Londres, falleció.

Su último mensaje fue: “No muera como yo”

Entre los homenajes más importantes para Bestie, debemos mencionar que el Aeropuerto Internacional de Belfast fue renombrado, usando actualmente su nombre; además se imprimieron un millón de billetes de cinco libras norirlandesas en el aniversario de su muerte; y por último, se creó una fundación con su nombre que busca promover un estilo de vida saludable entre los deportistas.


Fiesta


Otras ediciones del Futbolero Nostálgico:

César Cueto 
Ricardo Bochini
Zinedine Zidane
Leeds United
Michel Platini
Sócrates
Nottingham Forest
Perú rumbo a Francia 1998
Sporting Cristal 1997
Roberto Palacios
El Diablo Etcheverry
Los Magiares Poderosos
El Mágico González
Zico
Bebeto
Enzo Francescoli
Kenny Dalglish
Pablo Bengoechea
Marc Overmars
Paolo Maldini
Gianfranco Zola 
Youri Djorkaeff
Las Águilas Verdes 1996
Alessandro Del Piero
Marco Van Basten
Paolo Rossi 
Ruud Gullit
Lolo Fernández
Roberto Carlos

9 comentarios:

  1. "Gasté mucho dinero en alcohol, mujeres y coches. El resto lo despilfarré."

    En un pasadizo de mi ser, esta enmarcada esa frase.

    Y más allacito (?), acomodé esta: "En 1969 dejé las mujeres y la bebida, pero fueron los peores veinte minutos de mi vida”.

    ResponderEliminar
  2. El mentor de Puchungo.

    ResponderEliminar
  3. ta que ni en el winning puedo meter seis goles con un solo jugador. que capo Best.


    PD: en la 2da foto rodeado de las dos flacas... con razón dicen que la fantasía es la verdad de nuestro ser. El exceso es idealizado por la gran mayoria de seres humanos, pero la ultima foto que pusieron, nos ponen los pies sobre la tierra. En todo caso, la admiracion (a falta de una mejor palabra) que despiertan hombres como él, va porque cumplen en su corto tiempo de vida, un deseo oculto en casi todos, y que se queda oculto por el miedo a no acabar destruidos.


    O porque no tenemos el dinero.

    ResponderEliminar
  4. Era bien amigo de los Beatles. Me imagino esas juerguitas. Todos genios.

    ResponderEliminar
  5. pasa que si te apellidas best, no te queda otra que serlo.

    ResponderEliminar
  6. Grandísimo Bestie, pero si hubiese tenido un poco más de Gary Lineker y un poco menos de Winston Churchill, se hubiera ido como un grande de los grandes y no al borde de la línea de los antihéroes aputamariados, que son geniales como Wolverine, pero siempre complicados.

    De todas maneras quiero hacer esa cojudez de las copas en una próxima borrachera.

    ResponderEliminar
  7. No hay jugador mas digno del XXX que George Best!!! Un grande!!!

    ResponderEliminar